Arbol “She Read The Wrong Book”

10,00

195 en estoc

SKU: sp22cd Categoria:

Arbol necessita poca presentació. Al seu passat (ja llunyà) en els seminals Sr. Chinarro i la seva militància en la banda anglesa Piano Magic, suma bandes sonores per a pel·lícules, instal·lacions sonores, col·laboracions amb companyies de dansa i el seu treball amb Fibla a “Bu San” (sp19cd). L’últim disc de l’artista abans de reencarnar-se com a Montgomery és aquest que ens ocupa: el disc més atrevit, madur, especial i lliure de prejudicis que ens podia lliurar en aquell moment. Alliberat de les típiques fórmules de la neoclàssica, Arbol compta amb col·laboracions vocals d’Evagelia Maravelias i Eri Makino, epopeies a lo Nico Muhly, violins i violonxels (Sara Pérez i Bjort Runarsdöttir) i fins i tot un 4×4, en un enorme treball d’instrumentació i arranjaments, de capes i infinits plans. Tot és tan subtil, tan vetllat, que per moments el truc està a ensenyar sense ser vist.

“Porque Miguel se abre al gran público y entrega un disco personal a la par que fraternal, con sus colaboraciones en forma de banda espectral que en el fondo (y en la forma) busca nuevos oyentes al margen de los seguidores de la pura electrónica vertical. A Arbol le han crecido unas ramas largas y acogedoras como abrazo de oso con el que integrar su background cinemático de siempre (se sigue apreciando en temas como Short) con unas cadencias y sustancias que rozan el pop e incluso la música de baile.” (8/10. David Puente, Clubbing Spain)

“Y es que, lejos del espíritu entre minimalista y abigarrado de sus discos anteriores, Marín ha decidido acometer “She read the wrong book” utilizando menos instrumentos pero dándoles una mayor presencia: es así como los ritmos adquieren una forma cinemática (en varias ocasiones casi parece que sea el sonido de varios relojes, ligeramente desacompasados entre sí, lo que da forma a tan hipnóticas polirritmias) y como el piano adquiere un papel principal; es así como las cuerdas y las texturas digitales se ocupan de dar forma a un plano de fondo que aquí y allá se salpica con arreglos de guitarra, con percusiones y juguetitos, que añaden un acento de fragilidad a una atmósfera que por lo demás es ligeramente opresiva. Pero lo mejor es que, en muchas de las canciones, todo ese andamiaje es apenas un telón de fondo con el que arropar a las voces invitadas. Y es que son esas voces las que, dispuestas en capas, recortadas, perdidas en el interior de mágicos desarrollos climáticos, convierten a “She read the wrong book” en un disco único y diferente.” (Vidal Romero, Go Mag)