8,0012,00

Limpiar
SKU: sp17cd/lp Categoría:

With just a couple of tracks on Myspace era, bRUNA became rapidly a favorite of local critics and the most anticipated name in the Spanish press, playing three times at famous Sonar festival and being selected for Red Bull Academy Toronto. But the first thing we loved about bRUNA is his passion: passionate electronics done with real love, straight to the bone, without unnecessary detours, with melodies that remain stuck to the soul and a pop vibe that makes this short but emotionally intense album an addictive and intimate experience. Nursed in the most exquisite electronics and in the most intense pop, his music breathes orchestral magnificence, crepuscular electronics and powerful pop. “And It Matters to Me to See You Smiling” is an old-style album that looks radically modern to us: 27 minutes, no low moments, full of a contagious vitality, ultrashort songs, based on a strong conceptual structure basis, where nothing exceeds and nothing lacks and that demonstrates his clarity of ideas and the solid condition of his discourse. Absolutely addictive.

“El caso de bRUNA estaba aún a examen y su debut en largo – o mejor dicho, en no muy largo, pues dura 28 minutos de ideas concentradas y desprovistas de cualquier redundancia – confirma lo esperado: que si bien todavía es una voz en evolución, es una voz diferente a todo lo que, en música electrónica, se está haciendo aquí -y parte del extranjero. Para empezar, no es habitual que alguien que maneje un ordenador se vuelque emocionalmente de la manera en que lo hace bRUNA (Carles Guajardo, según su DNI), casi hasta el extremo de la confesión terapéutica. Títulos como “How to seek answers from signals”, “As something reminds of a past failure”, “I need you (out of my head)” o “I knew it would never last” indican que esto es mucho más que un disco: es un ajuste de cuentas, o una reflexión íntima sobre cuestiones que afectan a la intimidad, y eso sitúa a quien las expresa en la comprometida posición de desnudar sentimientos y mostrar flaquezas. Se percibe, por una parte, que bRUNA está educado musicalmente en el pop confesional – se reconoce fan de Elliott Smith, por ejemplo-, y también que no se toma lo de hacer música como un pasatiempo: cada ritmo que arma, cada melodía que edifica, cada sonido que da por bueno, es como si su corazón fuera una barra de pan caliente a la que le van robando migas a pellizcos.(Javier Blánquez. Go)

“Pero más allá de la maestría que bRUNA demuestra en el manejo de esas dos visiones (tanta que resulta muy fácil olvidar que éste es un disco de debut), lo que convierte a “And It Matters To Me To See You Smiling” en sobresaliente es su capacidad para conjurar estados de ánimo, para establecer un recorrido sentimental en el que se suceden la euforia y la melancolía, la intimidad y la extroversión, el mensaje críptico y la emoción a flor de piel, en el que flota la nostalgia de un tiempo pasado y feliz.” (Vidal Romero. Playground Mag)

Información adicional

Formato

,